¡CONÉCTATE CON NOSOTROS!
2/7/08

miércoles, julio 02, 2008
El "perreo", el "sandungueo" y la "guillaera" se adueñaron por un rato de la American Airlines Arena el pasado sábado cuando miles de fanáticos del reggaetón se dieron cita para disfrutar del concierto del "dúo más famoso de la historia" de ese género musical, Wisin y Yandel.

El espectáculo al que asistió gente de todas las edades y de diversas nacionalidades, incluyendo anglos, dio comienzo tres cuartos de hora después de lo señalado, algo que se ha convertido en una norma en este tipo de eventos, y no porque el artista no esté listo, sino porque el público no llega temprano.

A las 8:45 p.m. las luces se apagaron y un sonido espacial comenzó a escucharse. De pronto, seis pantallas enormes que formaban parte del escenario mostraron naves espaciales y figuras extraterrestres; los juegos de luces se hicieron sentir y de repente se iluminó aún más el escenario y aparecieron Wisin y Yandel, al ritmo del tema Anoche soñé contigo, de su disco Los extraterrestres.

De ahí en adelante fue baile, alegría y una demostración de mucha energía, tanto de los artistas como del público, entre los que hubo gente que no paró nunca de mover su cuerpo, ni de acompañar con sus voces cada tema que el "dúo dinámico" del reggaetón interpretaba.

Presión fue el segundo corte de la noche y luego los temas Síguelo, Aprovéchalo y Noche de entierro continuaron con la labor de mantener a la gente en constante movimiento corporal. La gran mayoría de los asistentes se mantuvo de pie toda la noche, contorsionando su esqueleto al ritmo imparable de su música favorita. Muchos incluso ocuparon los pasillos y esquinas de la Arena para crear pequeñas pistas de baile y así tener más espacio para moverse.

Luego de 45 minutos de música, Wisin y Yandel desaparecieron brevemente del entarimado, tiempo en el que el cuerpo de baile se encargó de presentar sus habilidades y destrezas rítmicas. A su regreso, el dúo reggaetonero llegó acompañado por el cantante puertorriqueño Luis Fonsi, quien se unió a los protagonistas de la noche en la interpretación de Yo te quiero.

Después de la actuación de Fonsi, el "dúo de la victoria" siguió con la canción Tú eres un sueño, tema donde el sabor principal lo puso el raggae-roots. Otros éxitos como ¿Por qué me tratas así? y El teléfono también formaron parte del repertorio que comenzó la segunda hora del concierto.

Tony Dize, reggaetonero apadrinado por Wisin y Yandel, fue otro de los invitados que apareció en escena para compartir con el público algunos de sus temas, entre ellos, Quizás y Permítame (con la participación de Yandel).

Finalizada la intervención de Dize, llegaron Wisin y Yandel con lo mejor de la noche. Clásicos del reggaetón como No me dejes solo, Paleta, Saoco y Sácala fueron parte de un medley que levantó una algarabía tremenda. Para rematar, los artistas siguieron con Pegao, el mega éxito Rakata y finalmente concluyeron con Sexy movimiento, canción en la que Wisin se despojó de su camisa y la lanzó al público para luego, abandonar junto a su compañero la tarima de forma definitiva tras aproximadamente 90 minutos de actuación.

La producción del espectáculo estuvo muy bien lograda, sin la necesidad de recurrir a estrambóticas entradas desde el techo con artefactos voladores. El sonido y las luces, dos elementos sumamente importantes en un evento de esta envergadura, estuvieron fenomenales. Los complementos humanos en tarima, que incluyeron músicos en vivo y DJ's, los bailarines y el hype man, hicieron su trabajo al pie de la letra, rellenando visualmente muy bien a su vez el enorme escenario.

Pero siempre hay cosas que mejorar, y este dúo de artistas no es la excepción. Wisin es un maestro en cuanto al dominio del escenario, tanto así que Yandel muchas veces se pierde; como si no estuviera. La personalidad del primero (demostrada en sus gestos, en lo que dice y la forma en que lo hace, en como se mueve por la tarima, etc.) se impone demasiado a la del segundo. Eso, por supuesto no se nota en un disco, pero en los conciertos habría que hacer los ajustes necesarios para que haya un balance entre ambos exponentes. Un poco más de acción por parte de Yandel será suficiente para que se tenga que buscar con un microscopio alguna otra falla en las presentaciones en vivo del ``dúo de la victoria"

¡Sé el primero en comentar!

Deja aquí tu comentario